Una bota de vino nos provisionó la madera para los asientos de nuestros taburetes. La cara interior resulta muy anatómica y el teñido nos invita a probar una copa. Elegimos una barrilla de delgada para la estructura. El conjunto parece ligero y su volumen no resta espacio a un local de reducidas dimensiones.P1030860 P1030874

Anuncios