El arquitecto André Broessel está desarrollando un nuevo sistema de modulo fotovoltaico que no requiere ser orientado en un ángulo de 90 grados para dar el óptimo rendimiento. Produce lo mismo en la fachada como en el techado. La utilización de esferas de vidrio permite la captación de los rayos solares desde cualquier ángulo, además de recaudar la luz difusa del entorno. Su integración en unos paneles de vidrio proporciona una transparencia por encima del 90%. Visiten su página rawlemon.com.

Anuncios